Reconocimientos
Tesoros Humanos Vivos y Lista Representativa Unesco

Reconocimiento Nacional: Tesoros Humanos Vivos

Desde 2009 el Estado chileno, a través del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) y respondiendo a una recomendación de la UNESCO, otorga el reconocimiento nacional “Tesoros Humanos Vivos” a personas y comunidades cultoras de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial de alta significación para el país y las comunidades, para ponerlo en valor y promover su salvaguardia.

 

Reconocimiento Internacional: Lista Representativa de Patrimonio Cultura Inmaterial de la UNESCO

Como parte del mandato de promoción del patrimonio cultural inmaterial (PCI), cada año, el Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial se reúne para evaluar las candidaturas y decidir acerca de las inscripciones de las prácticas y expresiones culturales del patrimonio inmaterial propuestas por los Estados partes.

Existen tres tipos de listas:

a)     La Lista del PCI que requiere medidas urgentes de salvaguardia. Las inscripciones en esta Lista contribuyen a movilizar la cooperación y la asistencia internacionales para que los actores interesados puedan tomar medidas de salvaguardia adecuadas. Lea los criterios de este reconocimiento.

b)    Registro de las mejores prácticas de salvaguardia, que se compone de programas, proyectos y actividades que mejor reflejen los principios y objetivos de la Convención. Vea los criterios de esta lista.

c)     Lista Representativa del PCI de la Humanidad, integrada por expresiones que ilustran la diversidad del patrimonio inmaterial y contribuyen a una mayor conciencia de su importancia. A este listado se les sumó las 90 Obras Maestras proclamadas por única vez en 2005. Vea los criterios de esta lista.

Al 2013, existen en América Latina y el Caribe 40 elementos inscritos en las listas de PCI, siendo 37 de la lista representativa, 3 en la lista de elementos que requieren salvaguardia urgente y 4 que se han destacado por las buenas prácticas en la gestión.

Para formular una candidatura, los Estados Miembros deben seguir los procedimientos, criterios y cronograma indicados por la UNESCO. En los expedientes de presentación, los Estados Miembros deberán argumentar que la inscripción del elemento contribuirá a dar a conocer el PCI, poniendo así de manifiesto la diversidad cultural a escala mundial y dando testimonio de la creatividad humana; además de determinar las medidas de salvaguardia que podrían proteger y promover este elemento, entre otros.


Navegación