Artesanía en Crin: La carpeta roja más allá del espectáculo

Previo a la partida de la edición 60 del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar una de las invitadas a la alfombra roja anunciaba que su vestido sería un homenaje a la artesanía del crin. Pero, ¿sabes de qué se trata esta técnica única del poblado de Rari, en la Región del Maule?

Juanita Ringeling Vicuña, actriz de cine, teatro y televisión chilena, sorprendió en este verano 2019 al anunciar que el vestido que usaría para recorrer la alfombra roja del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar sería su oda a la artesanía en crin, técnica que consiste en entrelazar crines de caballo e ixtle, vegetal proveniente del pueblo de Támpico en México. Ambos materiales son teñidos de vivos colores, entre los que destacan las mariposas, brujas, flores, marca-libros y diversos animales.

El rostro local comentó a los medios de prensa que cubrían el certamen musical que se fue a Rari y  trabajó con una familia que se dedica a la artesanía en crin. “Me gusta mucho el resultado. Además, esto no está en ningún lugar del mundo y creo que es importante mostrarlo”, señaló y también agregó que quería hacer este homenaje a las artesanas porque “en Chile tenemos todo lo que necesitamos para vernos elegantes, lucir y destacar el talento nacional. En serio, el crin es un trabajo invaluable y no hace falta viajar al extranjero para conseguir cosas maravillosas”.

Como resultado de estos comentarios, muchos lectores se han interesado en conocer más de la técnica de la Artesanía en Crin que se desarrolla en Rari, una localidad campesina ubicada a 22 kilómetros de la ciudad de Linares, en el área centro-sur de Chile. Allí viven las portadoras de un conocimiento, una expresión tradicional y única en el mundo, un tejido cuya materia prima es el crin del caballo.

Según explica la ficha del SIGPA –Sistema de Información para la Gestión del Patrimonio Cultural Inmaterial–  la historia oral cuenta que esta actividad es consecuencia de la creatividad humana, que aplicó la misma técnica utilizada para la confección de cestería utilitaria, a piezas de formato pequeño y de tipo ornamental. La artesanía de crin de caballo es un conocimiento femenino que ha sido traspasado de generación en generación hace más de 200 años.

En torno al tejido del crin se urde la vida social, las mujeres trabajan reunidas con familiares o vecinas trasmitiendo el conocimiento y la historia. Este trabajo colectivo permite la recreación de la técnica, que posee un valor histórico y simbólico invaluable, al tiempo que fortalece la identidad local.

Con el fin de valorar el potencial de sustentabilidad que tiene esta manifestación y su aporte al desarrollo local, el Estado de Chile entregó en el año 2010 el reconocimiento Tesoro Humano Vivo a la Comunidad de artesanas en crin de Rari, una de las agrupaciones que forman parte de la comunidad cultora de este elemento incluido en el Registro de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile.

En el año 2015, y junto a Chimbarongo, Rari obtuvo el reconocimiento internacional  de “Ciudad Artesanal del Mundo” por su particular y dedicado trabajo en esta práctica artesanal. Esta denominación fue entregada por World Crafts Council (WCC) que creó una red de Ciudades Artesanales, con el fin de fortalecer el potencial local para la innovación, el desarrollo del turismo creativo en el mundo y crear nuevas oportunidades para la cooperación y la asociación entre las ciudades artesanales creativas designadas.

La práctica de este elemento inmaterial le ha entregado a la comunidad otro importante reconocimiento: el Sello de Origen del Instituto Nacional de Propiedad Intelectual (INAPI), una denominación que busca potenciar y proteger comercialmente los productos tradicionales del país, destacando preservación y estímulo de formas especiales de manufactura, de oficios tradicionales y de productos singulares.

En el año 2016, la artesana de Rari, Ana Contreras, obtuvo el Sello de Excelencia en Artesanía. Fue seleccionada por su centro de mesa, producto desarrollado con fibra de crin de caballo. Su diseño único e irrepetible -creado por la propia artesana con el fin de adornar y complementar la calidez del hogar- y la delicada técnica y cuidado oficio con que está elaborado, representan la unión de un proceso de producción tradicional y un diseño contemporáneo y vanguardista.

Navegación