¿Conoces la historia del Carnaval de Riosucio en Colombia?

Seguramente has escuchado hablar del Carnaval de Barranquilla, en Colombia, una fiesta reconocida a nivel mundial e incluida en 2008 en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad, pero… ¿sabías algo del Carnaval de Riosucio, considerado patrimonio oral, cultural e inmaterial de Colombia?

Después de la instalación de la República del Carnaval y de 4 decretos realizados durante este año, el viernes 4 de enero del 2019 se dará inicio al Carnaval de Riosucio.

 


En un ambiente de alegría y cordialidad, cada dos años los Riosuceños celebran el encuentro con sus tradiciones junto a su Diablo querido y soñado por todos. Es un ritual mágico de conjuros y ceremoniales en el que intervienen distintas manifestaciones culturales“, dice la Corporación Carnaval de Riosucio que está a punto de dar el vamos a la nueva edición este 4 de enero de 2019.

Según el diario local Eje21, “en la programación de esta fiesta tradicional se incluirán la entrada de colonias, la exhibición de trajes y disfraces alusivos a la festividad, el Carnaval Indígena, la imposición del cordón del Carnaval, verbenas populares, la entrada de su majestad el Diablo, el desfile de cuadrilleros, las corralejas, presentaciones musicales en las calles y tablados, entre otras actividades“.

Tradicionalmente este Carnaval cuenta con desfiles de cuadrillas, cantos, representaciones artísticas y culturales, todos en torno al diablo de la alegría del color y del goce.

El presidente de la Junta del Carnaval de Riosucio, Wilson Cruz Trejos, destacó el apoyo del Gobierno de Caldas y de la Secretaría de Cultura. “Este Carnaval es una reafirmación de una fiesta que se fundamenta en lo tradicional y autóctono, de nuestro mito y rito al diablo, pero el de la festividad y  de la alegría, con nuestras comparsas llenas de oralidad, cantando a la vida, al amor. Es una muestra de la mejor fiesta autóctona de Caldas”.

La historia detrás de Riosucio, el pueblo de las 2 plazas y las 2 iglesias

Lo que hoy se conoce como Riosucio se encontraba dividido en dos comunidades antagonistas (Nuestra Señora de la Montaña y Real de Minas de Quiebralomo).

Su rivalidad era tal que cada una de ellas tenía su propio parque y su propia Iglesia, hasta que los sacerdotes (José Ramón Bueno y José Bonifacio Bonafont), cansados de esta insana competencia, reunieron a todos en lo que hoy se conoce como la Calle del Comercio, conminándolos a unirse como un solo pueblo, so pena de que el mismísimo Satanás vendría a castigar a quien incumpliera tan divina solicitud.

Para celebrar la unión se llevó a cabo una fiesta en honor de los Reyes Magos, por lo cual el Carnaval siempre coincide con tales fechas. Con el tiempo éste se convirtió en una fiesta llena de alegría, humor y diversión.

En el año de 1915 se adoptó la figura del diablo como la Imagen efigie de la festividad, El carnaval es además patrimonio cultural, oral e inmaterial de Colombia.

Galería (Fotos Corporación Carnaval Riosucio)

Navegación