Estudiantes que participaron en taller Portadores de Tradición instalaron rueda de agua en el colegio

En la ceremonia de cierre del taller Portadores de Tradición, relacionado con el oficio y el uso de las ruedas de agua de Larmahue, un grupo de alumnos de primer grado interpretaron el himno nacional en lengua de señas.

Con gran satisfacción y de manera solemne profesores y estudiantes de la Escuela Enrique Serrano de Viale Rigo, de la comuna de Pichidegua, en la Región de O´Higgins cerraron el taller Portadores de Tradición, enfocado en el modo de vida del campesino y su vinculación con el medio ambiente, a través de las ruedas de agua de Larmahue, elemento inscrito en los registros de Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile.

La escuela mencionada y la Municipalidad de Pichidegua, trabajaron junto al Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial, del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, en un taller de construcción y reparación de ruedas de agua, con el objetivo  de poner en valor el oficio asociado a las ruedas de agua de Larmahue y la metodología de regadío que ellas conllevan, permitiendo resituar a los alumnos en el territorio, reconociendo su entorno y la forma de vida campesina que le circunda, junto con su patrimonio y su identidad local.

Las ruedas son un elemento icónico de la zona, valorado por su aporte a la sustentabilidad y su representación del dominio de una tecnología tradicional basada en el uso y cuidado del recurso hídrico que data del siglo XVIII o XIX y que nace como respuesta a una necesidad productiva frente a un entorno de secano.

Este taller fue impartido por Eduardo Huerta, constructor de la comuna, con experiencia y trayectoria en el oficio y en la tradición de las ruedas de agua. El taller se vinculará al regadío de la huerta escolar y a una huerta medicinal en inmediaciones de la rueda, generando así un vínculo directo entre el oficio de la construcción de ruedas, el regadío con ellas y el cultivo y producción a escala humana de huertas funcionales a la comunidad.

Adicionalmente, y luego de la construcción de la rueda “de tamaño real”, los niños y niñas pudieron aplicar lo aprendido en la construcción de la rueda de regadío inicial, a través de del ensamble de ruedas a escala. Cada participante elaboró su propia rueda.

Este taller abordó de forma práctica contenidos como qué es una rueda de agua; su funcionalidad; su historia; su vinculación con el entorno, la naturaleza y el sector productivo con el que se relaciona; trasmisión de la significación del oficio de constructor y reparador de ruedas; transmisión de la importancia de la forma de regadío asociada a las ruedas; la construcción de una rueda por pasos, para que los alumnos sean capaces de adquirir los conocimientos y habilidades para dicha construcción y potencialmente replicar la labor realizada por el grupo en el taller; enseñar los cuidados que debe tener una rueda para su mantención y la identificación del momento en que esta requiere reparación y/o cambio.

En el marco de la salvaguardia y puesta en valor del patrimonio cultural inmaterial de los distintos territorios a lo largo del país, el Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, implementa Talleres de la Línea Portadores de Tradición, que buscan generar espacios de intercambio con cultores con la finalidad de difundir, sensibilizar y/o promover el patrimonio cultural inmaterial que estos desarrollan; promover el reconocimiento y valoración del patrimonio cultural inmaterial local mediante el trabajo con cultores/as; apoyar el desarrollo de herramientas pedagógicas o de mediación cultural (por parte de docentes o mediadores) que permitan difundir las prácticas y saberes patrimoniales de los cultores; e incorporar contenidos y prácticas del patrimonio cultural inmaterial en actividades curriculares atingentes y susceptibles de ser acompañadas pedagógicamente por un/a profesor/a en el aula.

Galería de Fotos

 

Navegación