Ministra de las Culturas anunciará resultados del concurso Menú de Chile 2018

Menús de 10 regiones aspiran a obtener el reconocimiento a las cocinas patrimoniales en Chile, en la segunda edición del concurso.

La Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés, anunciará el próximo martes 18 de diciembre los resultados de la segunda versión de El Menú de Chile, una iniciativa que pretende colaborar con la difusión del universo de las cocinas, alimentando la identidad de grupos y comunidades que habitan nuestros territorios y paisajes.

El concurso -que tiene por objetivo otorgar un reconocimiento de carácter nacional a quienes  hagan la propuesta de menú integral y colaborativa que mejor represente el valor histórico patrimonial de las cocinas, sus saberes, su transmisión, sus productos, sus recetas y modos de consumo- recepcionó  propuestas  desde las regiones de Arica, Atacama, Coquimbo, Metropolitana de Santiago, Valparaíso, O´Higgins, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Aysén.

Durante la ceremonia se premiará de forma presencial a los equipos que recibirán el premio ganador así como las 4 menciones honrosas que determinó el jurado.

La propuesta ganadora recibirá el premio “El Menú de Chile”, Reconocimiento a las Cocinas Patrimoniales”, consistente en un diploma y un monto único de $4.000.000.- (cuatro millones de pesos).

Sobre el reconocimiento

La segunda convocatoria a “El Menú de Chile. Reconocimiento a las cocinas patrimoniales” tiene por objetivo mostrar la importancia cultural de las cocinas patrimoniales regionales, locales o familiares presentes en el territorio nacional y sus prácticas asociadas, así como significar una instancia de sensibilización y aprecio de las cocinas como un elemento ligado a la cultura y al patrimonio; reconocer a personas o grupos que pongan en valor el patrimonio culinario regional, local o familiar presente en el territorio nacional; evidenciar la diversidad y riqueza de las cocinas patrimoniales arraigadas en el territorio nacional y fomentar su registro y difusión.

Los equipos debían presentar una propuesta de Menú Patrimonial, que considerara una secuencia platos o servicios (entrada, sopa, plato de fondo, postre) y bebidas asociadas, si las hay. Este menú podía estar relacionado a los horarios de consumo (desayuno, almuerzo, once, comida) o a ocasiones festivas (como el 18 de septiembre, fiestas religiosas, etc.). Además de la propuesta de menú y sus recetas, los equipos debían adjuntar una investigación que expusiera los fundamentos y la sustentación analítica acerca del carácter patrimonial del menú (la historicidad de las preparaciones y su carácter de acervo).

Puede leer, a continuación, la edición de El Menú de Chile 2017:

Navegación