Problemas y desafíos en la Carpintería de Ribera de Magallanes se analizaron en el 2do Encuentro de Cultores

Este encuentro de cultores de Carpinteros de Ribera de Magallanes se efectuó en el marco de la Investigación Participativa que lidera la Universidad Austral de Chile, en 4 regiones del sur del país, por encargo del Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial, del Servicio Nacional del Patrimonio.

Con la participación de cultores de Puerto Edén, Puerto Williams, Puerto Natales y Punta Arenas se efectuó en esta última ciudad el segundo Encuentro de Cultores de Carpintería de Ribera de Magallanes, con el objetivo de analizar los avances de la investigación participativa que realiza en la región la Universidad Austral de Chile.

El evento, donde también la comunidad cultora definió los problemas y desafíos que este oficio enfrenta en la actualidad contó con la presencia de la Coordinadora Regional del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, Paola Grendi, la encargada regional de Magallanes del Departamento de Patrimonio Inmaterial, Ruth Simeone y el encargado del Departamento de Pueblos Originarios, Blas Flores, del Servicio Nacional de Patrimonio Cultural.

“Así como se detectan problemas que amenazan o afectan este oficio tradicional, es importante señalar que en ambos encuentros, los maestros participantes han manifestado con mucha generosidad su disposición a enseñar y trasmitir sus conocimientos y tecnologías a nuevos aprendices, ya sea en proyectos específicos a nivel local o en la educación formal en sus distintas modalidades. Entienden que esta práctica forma parte importante de la memoria histórica e identidad cultural de ese austral territorio, posibilitando su poblamiento y modos particulares de habitarlo desde pueblos milenarios que en particulares e inteligentes embarcaciones lo recorrieron y develaron, hasta nuestros días”, comenta la encargada de patrimonio cultural inmaterial, Ruth Simeone.

La Carpintería de Ribera de Magallanes consiste en un cúmulo de distintas prácticas especializadas, centradas en la construcción de embarcaciones artesanales de madera y heredadas por generaciones de larga data y de distintas procedencias histórico culturales. Estas prácticas reflejan una forma de habitar e incorporar la tradición de la navegación marítima, característica de diversos grupos del sur de Chile, en especial de aquellos pertenecientes a los pueblos originarios –nómades de los canales australes– y luego de grupos inmigrantes más recientes, tanto mestizos chilotes como europeos.

Esta particular Carpintería de Ribera posee singularidades en cuanto a su composición cultural, destacando aspectos propios de la dinámica territorial y cultural que se establece en tres periodos de injerencia interconectados: la de los pueblos yagán y kawésqar (antes de siglo XV y hasta el presente), los inmigrantes europeos (desde fin de siglo XIX e inicios de siglo XX) y los inmigrantes chilotes (desde mediados de siglo XX).

En relación con los ámbitos del patrimonio inmaterial, definidos en la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (Unesco, 2003), como elemento la Carpintería de Ribera se clasifica como una “técnica artesanal tradicional” que incorpora y transmite “conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo”.

Actualmente, la manifestación en Magallanes se encuentra en el desarrollo de su etapa de investigación participativa, producto de una recomendación expelida en 2018 por parte del Comité Asesor del Patrimonio Cultural Inmaterial en Chile. Por ende, durante el encuentro de cultores realizado en Punta Arenas se trabajó en las temáticas específicas de “Mapa Cultores y Definición del elemento”, “Economía local de la Carpintería de Ribera en Magallanes” y “Problemáticas y mapa de actores”. La investigación está a cargo de la Universidad Austral de Chile, a través de un convenio de transferencia de recursos suscrito con el Departamento de Patrimonio Cultural Inmaterial, del Servicio Nacional del Patrimonio.

Como parte de la agenda del encuentro de cultores, los carpinteros de ribera reflexionaron en torno al ingreso de su manifestación al Registro de Patrimonio Inmaterial en Chile, por lo que firmaron una carta de solicitud ciudadana. De concretarse esta solicitud, los carpinteros de ribera de la región de Magallanes ingresarán a la lista de elementos ya registrados, donde se encuentran inscritas la “carpintería de ribera de lanchas chilotas” (Los Lagos), la “carpintería de ribera de Cutipay” (Los Ríos) y la “construcción y navegación en chalupa a vela en Guaitecas” (Aysén).

Hace poco más de dos años, el 29 de noviembre de 2016, fue realizado el Primer Encuentro de Cultores de Carpintería de Ribera de Magallanes, en el Club Deportivo Natales, de la ciudad de Puerto Natales. Allí se produjo una primera aproximación de los cultores con el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Cartografía de la Carpintería de Ribera: avances

Hasta el momento ha sido posible identificar, al menos cinco problemáticas  que afectan la continuidad de la Carpintería de Ribera, en el territorio de Magallanes.

1.- Las condiciones de trabajo: resalta la falta de espacios y medios de trabajo, demandando apoyo para el mejoramiento de infraestructura y herramientas.

2.- Los obstáculos de su transmisión: se reconoce la pérdida de mecanismos e instancias de traspaso generacional, no existiendo aprendices que pudieran garantizar la continuidad de la práctica.

3.- Su puesta en valor: se echan de menos falta de espacios o iniciativas de reconocimiento local, identificando a los gobiernos locales como actores claves que pudieran incidir en ello.

4.- El entorno: escasez de materias primas debido al cada vez más difícil acceso a predios, a los cuales se suman restricciones por normativa CONAF; contaminación de los espacios costeros.

5.- Su falta de articulación: se advierte la escasa asociatividad, así como la ausencia de información clave para la toma de decisiones que pudieran contribuir a abordar sus problemas.

Navegación