[Columna] Desafíos para el patrimonio cultural inmaterial

El patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización, dice Constance Harvey Bohn, Seremi de las Culturas, en su columna publicada en El Mercurio de Valparaíso.

Pronto celebraremos los 20 años del Día del Patrimonio en nuestro país, y como es tradición en la región de Valparaíso las familias y visitantes recorrerán la ciudad para visitar monumentos y espacios culturales, descubriendo aquellos elementos y símbolos constitutivos de nuestro imaginario cultural.

Cuando apreciamos nuestro patrimonio tenemos que saber que éste no se limita solo a valorar colecciones de objetos antiguos en museos o edificios del siglo pasado, sino que también comprende descubrir las tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a las nuevas generaciones, como las tradiciones orales, rituales, festividades, oficios tradicionales, conocimientos, prácticas y técnicas artesanales. A esto le llamamos patrimonio cultural inmaterial.

¿Por qué es importante salvaguardar y difundir esta manifestación del patrimonio? El patrimonio cultural inmaterial es un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural frente a la creciente globalización, contribuyendo al diálogo entre culturas, promoviendo el respeto a la diferencia y fomentando un sentimiento de identidad y responsabilidad que ayuda a sentirse miembros de una o varias comunidades y de la sociedad en general. Tenemos que tomar conciencia que este patrimonio es especialmente frágil y vulnerable, pues los cambios en la forma de vida han llevado a un debilitamiento de los espacios tradicionales de transmisión de estos saberes.

Proteger el patrimonio inmaterial es uno de los desafíos que tenemos como Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, ya que actualmente no existe una ley nacional que lo salvaguarde. Es por eso que el Gobierno del Presidente Piñera ha impulsado, a través de nuestro Ministerio, la modificación a la Ley de Monumentos que prontamente ingresará al parlamento, con lo cual esperamos por fin tener una Ley de Patrimonio que aborde el tema de forma integral, superando la visión material del patrimonio anclada en valores de antigüedad y monumentalidad.

Para ser más ilustrativos, este desequilibrio legislativo tiene su expresión en el mismo territorio, pues mientras la región de Valparaíso tiene 188 monumentos nacionales, solo posee siete elementos inscritos en el registro del Patrimonio Inmaterial: Canto a lo poeta; Bailes Chinos; Música de la bohemia tradicional de Valparaíso; Tradición Oral Rapanui; Oficio tradicional del organillero-chinchinero; la Tradición de los dulces de La Ligua; y el Kai Kai de Rapa Nui.

Navegación