[Columna] La roda de capoeira, un patrimonio inmaterial para la humanidad

El pasado 26 de noviembre se cumplieron 4 años desde que la Unesco reconociera la Roda de Capoeira como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Casualmente, fue ese día y ese año cuando también ingresó a la Lista Representativa el Baile Chino, única manifestación de nuestro país incluida en el famoso registro mundial.

El etnomusicólogo, especialista en patrimonio cultural inmaterial, chino, copeira y miembro del equipo que elaboró el expediente de postulación del Baile Chino ante la Unesco nos acerca a la presencia y práctica del elemento brasileño en Chile.

 Por: Agustín Ruiz

Entre el jueves 24  y el domingo 27 de enero recién pasado, se celebró en la nonagenaria Academia de Educación Física de Iquique, el XII Encuentro Internacional de Capoeira Juntos e Misturados, al cual asistieron escuelas de Santiago, Valparaíso, Calama y Arica, junto a visitantes e invitados de Brasil, Bolivia e Italia.

Durante estos cuatro días se compartió con Mestre Capelao y Mestre Egeo, ambos de la Escuela Esquiva da Rua del estado de Rio Grande do Sul, quienes, junto con enseñar, promovieron un intenso intercambio de formas de juego y, especialmente, los fundamentos y prácticas propias de la capoeira da rua (Capoeira de la calle), quizá uno de los estilos que, hoy por hoy, resulte ser de los más representativos del origen popular de este arte afrobrasilero.

Este evento de amplia convocatoria y alta concurrencia viene a poner de manifiesto el crecimiento y rápida evolución que la capoeira ha tenido en Chile, la que ha migrado desde una modalidad libre y sin escuela, hacia una disciplinada organizada y patrocinada por algún Mestre brasilero. Las primeras décadas de la práctica en Chile no estaban muy de acuerdo a los fundamentos de esta cultura, pero tras este inicio balbuceante, la capoeira nacional ha logrado algunos destacables posicionamientos.

En 2014 la Roda de Capoeira ingreso a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y en su sentido más amplio y primigenio, la roda simboliza ritualmente el circulo donde todo está unido, cohesionado y es, finalmente la fuerza cósmica donde se desarrolla la integridad personal de quienes juegan Capoeira”.

A juicio de Mestre Capelao, la capoeira en Chile no solo ha crecido sino que conserva valores importantes. Capelao afirma “la relación entre las escuelas en Chile es fantástica. Hay una particularidad aquí en Chile respecto de la capoeira mundial: si usted recorre el mundo va a ver muchas escuelas realizando sus propios eventos con sus Mestres, pero como grupos cerrados, con muchas separaciones. Acá los chilenos tienen como un patriotismo o herencia ancestral que hace que ustedes estén sobresaliendo por sobre esas divisiones. Las escuelas se juntan en los encuentros. En Chile he visto eventos donde llegan más de diez grupos (escuelas) distintos, todos juntos como si fueran una sola agrupación. Ustedes tienen una facilidad inmensa de integrarse dentro de la cultura de la capoeira y están entendiendo mucho el propósito de la capoeira. Esto tiene relación con los fundamentos tribales, de los antiguos quilombos.”

Lo expresado por mestre Capelao es de la mayor relevancia puesto que en 2014 la Roda de Capoeira ingreso a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y en su sentido más amplio y primigenio, la roda simboliza ritualmente el circulo donde todo está unido, cohesionado y es, finalmente la fuerza cósmica donde se desarrolla la integridad personal de quienes juegan Capoeira. “Yo veo que los chilenos son muy respetuosos del rescate del fundamento del circulo en la roda de capoeira (…) porque la roda de capoeira como patrimonio inmaterial representa la ancestralidad del círculo (estar cohesionados)… es el espacio del mundo entero, que está relacionado a nuestra atmosfera universal. En capoeira se hace todo en un círculo, se juega, se canta… y en eso la capoeira se diferencia de otras artes marciales y deportes que ya no se practican en círculo.”

Entre los aspectos destacables de la capoeira iquiqueña, se cuenta el hecho que la escuela de capoeira Na Beira do Mar, institución organizadora del evento, mantiene activa todos los domingos del año y ya por más de una década, una roda en el paseo público de playa de Cavancha. Este hecho le ha dado al puerto pampino presencia mundial pues, junto a Mercado Modelo en Salvador de Bahia, Praça da República São Paulo, Iquique se cuenta entre las pocas urbes en el mundo donde se cultiva tradicionalmente a roda na rua, práctica que está ligada a la historia de la capoeira libertaria.

Mestre Capélao explica: “nuestros pueblos sudamericanos hemos vivimos muy oprimidos y las personas fueron descubriendo esta libertad de expresión a través de esta arte, de esta cultura. Entonces la capoeira fue a la calle, a los parques (como expresión de libertad) y esto se ha mantenido como una tradición.” Una tradición que tiende a desaparecer de las ciudades donde se practica capoeira en el mundo. “Esta roda dominguera de aquí, de Iquique, es una cosa increíble para nosotros los brasileros, porque en Brasil muchos de nosotros no tenemos esta tradición semanal, en muchos lugares de Brasil no existe roda tradicional. Yo conozco grupos grandísimos que no hacen roda tradicional, solo hacen roda de academia o de eventos. Porque para tener una roda en la calle, en un espacio público, la gente tiene que amar la tradición de aquel espacio que está ocupando y hacer coalición entre ese lugar y la cultura que se está practicando. No es tan simple tener una roda tradicional” explica Capelao, valorando la persistencia del trabajo que por muchos años viene desarrollando en Iquique el Profesor Mosquito y su leal grupo.

Estas últimas reflexiones nos hacen pensar cuán interesante podría ser comparar y compartir experiencias y resultados de las gestiones de que tanto en Brasil como en Chile se han llevado a cabo, con motivo de salvaguardar prácticas ancestrales que un 26 de noviembre de 2014 UNESCO reconociera a ambos países: la Roda de Capoeira y el Baile Chino.

Lea también la columna de Agustín Ruiz: «Mestre Acordeón, uno de los máximos exponentes mundiales de la capoeira, visitó Valparaíso«

Navegación